MÁS DE 25 AÑOS DE EXPERIENCIA


  Contacto :    91 350 25 78     626 96 36 30   

Back%20Pain

“Tengo como un nudo aquí”: CONTRACTURA MUSCULAR

Una contractura muscular es la contracción persistente e involuntaria con carácter lesivo de un músculo, quedando de esta forma la musculatura en constante tensión. La zona donde se produce la lesión se mantiene dura e hinchada, debido a ello el paciente nota un abultamiento al tacto y normalmente se refiere a ello vulgarmente como “nudo”.

Dichas contracturas, son muy comunes sin ser graves, siempre y cuando no afecten a la movilidad articular normal de un paciente. Podemos distinguir distintos tipos de contracturas dependiendo de la causa:

  • Durante un esfuerzo: al exigirle a un músculo un esfuerzo mayor al que esta capacitado para realizar, las fibras musculares generan entrecruzamientos lesivos dando lugar a dolor e inflamación.
  • Después del esfuerzo: la contractura en este caso se produce por la incapacidad del músculo de volver a su estado natural de relajación debido a la fatiga acumulada durante el esfuerzo.
  • Por sedentarismo: debido a la debilidad muscular, la musculatura se contractura ante cualquier esfuerzo.
  • Por estrés: ante el estrés, el cuerpo libera determinados elementos químicos que llevan a producir una contracción involuntaria y sostenida de la musculatura.

Dependiendo de la causa que haya hecho que se desarrolle la contractura, la forma de prevenirla varía. De manera general, las contracturas se previenen con un buen calentamiento previo a hacer un esfuerzo o deporte, una buena tabla de estiramientos previa y posteriormente al deporte y hacer los esfuerzos de manera progresiva y sin superar los limites de capacidad de su musculatura. Al tener un trabajo sedentario, es muy importante intentar cambiar de postura cada 10 minutos aproximadamente, así como la higiene postural.

En el caso de notar cualquier síntoma o sospecha de tener una zona del cuerpo con una contractura muscular, es importante acudir al profesional lo antes posible. Esta lesión generalmente se trata con terapia manual, termoterapia, electroterapia, estiramiento muscular, acupuntura…pautando siempre el tratamiento tras una valoración previa de cada caso en particular.